En esta época de crisis económica toda ayuda a la la familia es vita no solo para la familia en si sino para el conjunto de la sociedad, por lo que hace falta reclamar un poco más de atención y de justicia a esta institución tan útil para el Estado

Es innegable que la familia es una escuela de educación de  virtudes humanas como la solidaridad o la generosidad  frente a la sociedad  porque todo lo que la familia siembra -y muchas veces lo siembra sin discursos lo siembra con un sentido de permanencia que hará indeleble e imborrable en las nuevas generaciones la impronta de que merece la penar construir familias.