Guía para padres sobre el uso de Instagram I

Instagram es un buen entorno para que los más jóvenes se inicien en el manejo de las redes sociales.
Junto a sus padres o familiares pueden ir descubriendo las ventajas de un uso correcto y responsable de la herramienta, que les dará experiencia para desenvolverse con mayor conciencia en internet.
Consideramos que es una buena idea que los más jóvenes se inicien junto a sus padres en el manejo de Instagram. Los jóvenes que se inicien a edades muy tardías, y sin el acompañamiento de sus padres, no estarán en absoluto tan preparados y concienciados con diversas cuestiones relativas a la seguridad y privacidad, como aquellos que hayan podido disfrutar de esta experiencia en familia.


Protégeles

  1. ¿Por qué a tus hijos les gusta tanto Instagram? Porque disfrutan del contenido multimedia y les gusta compartirlo con sus amigos a través del móvil, algo que Instagram les permite hacer de un modo visual e intuitivo. Para ellos, los comentarios forman parte de un entramado de conversaciones en distintos medios. Se trata de una forma de relación social, igual que hacer clic en Me gusta o compartir enlaces.
  2. ¿Cuál es la edad mínima para tener un perfil?
    Las condiciones generales de Instagram establecen los 14 años como edad mínima para usar el servicio. Sin embargo,
    muchos menores crean una cuenta incluso antes —con frecuencia sin permiso de sus padres— porque Instagram no pregunta a los usuarios qué edad tienen. La seguridad de Instagram depende más de cómo se utilice que de la edad del usuario. Sin embargo, si se avisa a Instagram de que un usuario es menor de 14 años y es posible constatar que así
    es, se procederá a eliminar la cuenta.
  3. ¿Qué riesgos supone utilizar Instagram?
    Instagram no es peligroso, por sí mismo. Lo que preocupa más a los padres son los problemas que podrían surgir en cualquier otra red social (p. ej., que alguien sea cruel con personas a quienes conoce, que se publiquen fotos o vídeos
    inapropiados que atenten contra la reputación de un menor o atraigan una atención indeseada). Otro motivo de inquietud es la posibilidad de que el menor entre en contacto con desconocidos que usen Instagram para acercarse a él. Con esta guía, queremos demostrar que no hay por qué alarmarse y que los menores pueden aprender a controlar estos riesgos..
  4. ¿Cómo puede un menor protegerse en Instagram?
    Al igual que en otras redes sociales, la mejor forma de no correr riesgos es respetarse a uno mismo y a los demás.
    Las fotos y los vídeos que comentamos y publicamos, por graciosos o serios que sean, quedan asociados a nuestra imagen pública y también pueden afectar a otras personas. Para reducir los riesgos, conviene ser lo más respetuosos
    posible a la hora de compartir, etiquetar y comentar contenidos. La mayoría de los menores lo saben, pero no está de más que los padres se aseguren de que sus hijos no publiquen imágenes provocadoras o tengan un trato inapropiado con desconocidos. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta…
  5. ¿Es preferible que el perfil de un menor sea privado? Para muchos menores, uno de los atractivos de Instagram es conseguir un gran grupo de seguidores. Este es un aspecto importante si decides hablar con tu hijo. Cualquiera puede seguir una cuenta pública, mientras que los propietarios de las cuentas privadas tienen que aprobar primero quién les sigue . Muchos padres dejan que sus hijos empiecen a usar Instagram con una cuenta privada, pero como la gente publica fotos de otras personas, tu hijo podría aparecer igual en Instagram o en otros servicios para compartir fotos. Incluso un menor que no tenga cuenta en Instagram puede acabar apareciendo en imágenes publicadas en la plataforma. Tanto en Instagram como en otros servicios web, el usuario y sus amigos influyen tanto como la propia aplicación en la experiencia del menor, que será más o menos positiva según las circunstancias de cada uno.

Podríamos preguntarnos por qué tienen tanto atractivo para el público adolescente y la respuesta podría ser que, por su naturaleza, las redes sociales en Internet ofrecen espacios interactivos, de socialización, en los que pueden aislarse de los adultos, en los que pueden sentirse diferentes o, incluso, construirse una personalidad a su gusto, mostrándose no como son sino como les gustaría ser.

Por ello, la única manera de minimizar los riesgos y maximizar las oportunidades es el establecimiento de una serie de normas o pautas de uso. Por ello, ante el creciente número de padres y madres que nos solicitan asesoramiento e información sobre el manejo y conocimiento de las redes sociales, desde iFamilias vamos a publicar información sobre ello. Comenzamos este bloque con el manejo y uso de Instagram. Junto a este primer bloque podrás leer la Guía para padres sobre el uso de Instagram II y la Guía para padres sobre el uso de Instagram III

Fuente: Guía para padres de Instagram

Autor de la publicación

Deja un comentario