La violencia de género en números

La violencia de género representa uno de los mayores problemas estructurales a los que tenemos de hacer frente las sociedades contemporáneas. En este contexto, y por sexto año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe Un empleo contra la Violencia, próximo al 25 de noviembre, Día Internacional de la Violencia contra la Mujer.

Este informe que se basa  en una encuesta a 500 mujeres víctimas de la violencia de género, así como en un análisis de los datos de denuncias por violencia de género ofrecidos por el Consejo General del Poder Judicial arroja los siguientes datos

Datos de Violencia de Género en España en 2017

En 2017, los juzgados españoles recibieron un total de 166.260 denuncias por violencia de género, la cifra más alta desde que el Consejo General del Poder Judicial contabiliza los datos.
Concretamente, el número de denuncias se ha incrementado un 16% con respecto al año pasado y un 29% desde 2012, hace un lustro. Entre las causas que motivan este incremento destacan principalmente dos:

 

Creciente conciencia social.

 

La consideración de violencia de género ha trascendido el ámbito privado para
convertirse en un problema social de primera magnitud. Así, en los últimos años, los casos de violencia están contando con una difusión mediática sin precedentes: los medios han denunciado, más que nunca, casos de abuso y violencia, hemos asistido a manifestaciones multitudinarias al grito de “yo sí te creo” e, incluso,  Hollywood se ha levantado contra el acoso, sacando a la luz la persistente desigualdad entre hombres y mujeres. Esta creciente conciencia social ha servido de base para articular, durante la última década, instrumentos judiciales y asistenciales para hacer frente a la violencia de género,
así como de estímulo para que las víctimas rompan su silencio.

 

 

Esperanzadores datos de empleo.

Las cifras oficiales reflejan un comportamiento favorable del mercado laboral que, tras la crisis económica, ha arrojado datos esperanzadores en materia de empleo. Años atrás, el estallido de la crisis y la consiguiente falta de expectativas profesionales, mermaron la confianza de las mujeres -gran parte de ellas en desempleo o trabajando sin contrato- a la hora de interponer la denuncia, debido al
temor a no poder salir adelante por sí mismas. Tras años consecutivos de descensos, en 2014 y, coincidiendo con la recuperación económica, se rompió esta tendencia y las denuncias comenzaron paulatinamente a crecer. La reactivación económica podría estar detrás de este incremento, al potenciar la confianza de las mujeres en un empleo que les permita ser autónomas e independientes.
“La progresión de denuncias podría considerarse positiva,  enla medida en que cada vez afloran más casos de violencia, pero al mismo tiempo visibiliza el gran peso que sigue teniendo esta lacra en nuestra sociedad. Las empresas, poderes públicos y la sociedad civil en su conjunto tenemos la gran responsabilidad de dar respuesta a la cada vez mayor masa de mujeres que piden ayuda, a través de políticas activas de empleo y de no discriminación que garanticen un acceso continuado y sostenible al mercado laboral.
Las Comunidades donde se han registrado los mayores aumentos de denuncias han sido Madrid (25,2%), Murcia (24,4%),  Navarra (22,2%) y Aragón (22,1%). En el otro lado, Asturias es la única región en la que las denuncias han descendido (-1,3%).

 

Fuente: Fundación Adecco

Autor de la publicación

Deja un comentario