La pobreza en España

Foto: Pixabay

 

La pobreza en España

Según ha publicado el informe “El estado de la pobreza en España 2017” con motivo del Día Mundial de la Erradicación de la Pobreza realizado por EAPN España, cerca de 13 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social. Lo asombroso de este dato es que no son los perfiles que normalmente imaginamos, curiosamente, el 30 % está actualmente trabajando y el 15 % tiene estudios superiores. Las variables que baraja este informe corresponden a la baja intensidad del empleo en los hogares; a la tasa de riesgo de pobreza relativa y a la privación material severa.

La Unión Europea aun no tiene una estrategia para proteger o mejorar la calidad de vida de los mayores 45 años que no encuentran empleo

Según la estadística con relación a los años anteriores España, al ser un país que envejece lentamente, las expectativas para 2020 no son buenas. Actualmente no existe, a dos años del objetivo de la Unión Europea, una estrategia para proteger o mejorar la calidad de vida de estas personas y sobre todo, para controlar la inestabilidad que les supone vivir así. Los pequeños avances en materia laboral no van a llevar al estado a la meta fijada dado que no se está invirtiendo el aspecto social.

Los indicadores de pobreza y desigualdad han caído en España por tercer año consecutivo y van en aumento por la edad de la población que envejece y no encuentra empleo a partir de los 45 años. Las tasas son demoledoras y se equiparan tanto en hombres como en mujeres, aunque estas suelen ser las que mantienen el hogar monoparental. Un 50 % de los hogares monoparentales con uno o más hijos está en riesgo de pobreza dado que la cuota más alta, la alcanzan los jóvenes entre 16 y 29 años, que suponen cerca del 38 % de los afectados. Si a ello le sumamos el 27 % de personas entre 30 y 65 años, y 4.5 millones de pensionistas, hablamos de una España que necesariamente es pobre. No debemos dejar atrás la cifra demoledora que abarca al conjunto de menores, dado que uno de cada tres es pobre.

La gran contradicción es que aunque los datos macroeconómicos son muy buenos, los pobres nunca notan esa recuperación. Si la renta media en España es de 10.708 euros hace dos años, existen rentas que llegan a ser hasta 2.500 euros por debajo de la media nacional como puede ser en Extremadura, Canarias o Castilla-La Mancha, y lo mismo pero al alza en Madrid, Cataluña, Asturias o Baleares que oscila entre 12 o 13.000 euros. La comunidad autónoma más solvente es el País Vasco seguido de Navarra con una media entre 14.500 y 13.500 respectivamente.

Urgen políticas sociales que protejan a trabajadores con sueldos míseros o parados de larga duración

Es necesario hablar de políticas sociales y de hacer visibles a esas personas que aparentemente no existen, porque no nos encajan en nuestros parámetros. No son vagabundos, no están tirados en la calle; son trabajadores con sueldos míseros, con contratos basura o en paro de larga duración.

La crisis se ha enraizado profundamente en la sociedad y cada vez hay más necesidades, más carencias y sobre todo, menos expectativas. Existen además, grandes diferencias por comunidades autónomas lo que pone de manifiesto la falta de políticas sociales que acaben con esta lacra de exclusión social en un país que aparentemente, es próspero.

Desde iFamilias trabajamos incansablemente para  dar visibilidad social, institucional y administrativa a situaciones hasta ahora desconocidas. Poner a estas familias y a estas personas en el centro de las políticas y desarrollar, de forma urgente, una estrategia integral de lucha contra la pobreza que se base en el acceso a recursos adecuados a través del empleo  y la protección social centrada , y dónde las políticas públicas garanticen la calidad y el acceso en igualdad de condiciones a la educación, la vivienda o la sanidad.

Autor de la publicación

Deja un comentario