Proposición de Ley sobre permisos de paternidad y maternidad iguales, intransferibles y 100% remunerados.

Proposición de Ley sobre permisos de paternidad y maternidad iguales, intransferibles y 100% remunerados.

Esta semana se ha aprobado la Proposición de Ley sobre permisos de paternidad y maternidad iguales, intransferibles y 100% remunerados. Esta iniciativa  presentada por Unidos Podemos responde a la propuesta impulsada por la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA).

Esta propuesta por fin ha salido adelante con el apoyo unánime de la Cámara Baja. A partir de septiembre entraremos en una larga tramitación parlamentaria que esperemos no se extienda mucho 

Vemos los puntos de la Propuesta

De dónde partimos

En la actualidad contamos con dos tipos de permisos: los de maternidad, de 16 semana, y los de paternidad, de cuatro semanas, que pasarán a cinco una vez que se aprueben los Presupuestos Generales de 2018.

De las 16 semanas a las que pueden optar las madres, seis de ellas son obligatorias mientras que las diez restantes son voluntarias y transferibles. Además, estas deben cogerse siempre inmediatamente después del parto o de la adopción y mientras se está de baja se cobra el 100% de la base reguladora.

Entre las madres y los padres hay una diferencia de diez semanas que perjudica laboralmente a las mujeres, siendo ellas las que se ven empujadas al cuidado, apartando a los hombres de ellos.

La reforma

En el modelo que ahora ha pasado a trámite, los permisos serían de 16 semanas para cada progenitor, independientemente de si es un hombre o una mujer e independientemente del tipo de familia. Además, serían intransferibles: no se pueden ceder de uno a otro, ya que se formulan como derechos y permisos individuales (como las vacaciones) y también serían 100% remunerados.

Los permisos se dividirían en dos tipos: un permiso parental inicial de dos semanas y un permiso parental para la crianza de 14 semanas. En las dos primeras, el permiso es obligatorio y debe tomarse justo después del nacimiento o la adopción, mientras que en el permiso para la crianza habría cuatro semanas obligatorias que pueden cogerse en cualquier momento del primer año, y las otras diez semanas serían voluntarias. Esta fórmula permitiría que los padres pudieran alternarse entre ellos, de forma que se podría cubrir la crianza del hijo durante más tiempo que con las posibilidades del modelo actual

Desde Podemos abogan por qué la ley se implante en un periodo de 6 años con un coste de 200 millones al año. “Esta cantidad no es, ni siquiera, el 0,5 de lo que supuso el rescate a la banca. No es, ni siquiera, el 10% de lo que fue el rescate a las autopistas”, sostiene Castañón.

Hacia donde vamos

Desde iFamilias consideramos que la presentación de esta Proposición de Ley  supondra un apoyo cierto a las familias y un paso más para lograr que hombres y mujeres tengan la misma dignidad,  igualdad de derechos y oportunidades e idéntico compromiso de construir la sociedad y la familia.

Es imprescindible que nuestra sociedad vea a la mujer en todos los caminos profesionales, en todas las encrucijadas del trabajo, y no sólo en las cuatro paredes de su propio hogar.

Sabemos que el camino será largo y que habrá enmiendas ya que no es la única propuesta en la Cámara Baja para regular los permisos, pero no olvidemos que en aquellas sociedades que se protegen integralmente a las familias y les  permiten asumir plenamente su papel en la sociedad, se manifestará un mayor grado de bienestar para sus miembros, debido a que, las personas que la conforman obtienen un mayor grado de satisfacción de sus necesidades por parte de su entorno más cercano lo que significa: educación de ciudadanos preparados para los retos que representa la vida en sociedades modernas; y de otro lado, un menor grado de preocupación estatal para brindar soluciones a todas las necesidades surgidas ante la desprotección absoluta de las familias.

 

Autor de la publicación

Deja un comentario