Donar médula no es peligroso!! Pásalo….

 

Todos podemos ser donantes de médula ósea desde los 18 años hasta los 60 años, siempre que no padezcamos  ninguna enfermedad

En términos generales, puede ser donante de médula ósea toda persona sana desde los 18 años y hasta los 60 años, siempre que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor y que tampoco padezca ninguna enfermedad que pueda poner en peligro su vida por el hecho de la donación.

A partir de 2018, solo se incluirán en el registro NUEVOS DONANTES con edades entre 18 y 40 años. Esto se debe al objetivo de rejuvenecer y optimizar la composición de nuestro registro de donantes, ya que los donantes más jóvenes (menores de 40 años) son los más solicitados y con los que se obtienen mejores resultados clínicos en los pacientes que se trasplantan.

El donante no debe poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas, autoinmunes, infecto-contagiosas o neoplásicas.

A grandes rasgos, el donante no debe poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas, autoinmunes, infecto-contagiosas o neoplásicas. A pesar de ello, en REDMO te presentamos una a una las preguntas más frecuentes que recibimos en relación con la donación de médula ósea. Además, si quieres saber más sobre el tema, puedes consultar la guía del donante y ver un vídeo explicativo, disponible AQUÍ.

Autor de la publicación

Deja un comentario