Uso responsable del móvil en la FAMILIA

Según la escritora Carolyn Coats: “Los niños tienen más necesidad de modelos que de críticos”. Interesantes palabras que nos invitan a guiar a los niños y niñas y también a aprender de ellos, más que a criticarlos.

Para educar a nuestros hijos e hijas hemos de dar ejemplo. Los menores, la mayoría de las veces, aprenden por imitación de lo que ven en la familia y es muy difícil enseñarles comportamientos o actitudes que los padres no cumplimos.

El caso de los smartphones, tablets y demás dispositivos digitales no escapa de esta premisa. Es necesario hacer un uso responsable de ellos, independientemente de la edad de quien lo utiliza. Si bien es cierto que en el caso de los menores la concienciación es más importante debido a que aún se están formando, por lo que son más vulnerables a los riesgos que puedan surgir, los adultos también deben ser conscientes de cómo utilizan las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Con el fin de aprender juntos, es fundamental pasar tiempo en familia y dedicar un momentos concretos  a los pequeños de la casa, no sólo para dar ejemplo, sino también para poder compartir con ellos experiencias y vivencias. Pero no siempre es fácil, ya que vivimos conectados prácticamente las 24 horas del día por motivos laborales y también de ocio. Así lo evidencia un estudio de Oracle Marketing Cloud, que asegura que miramos el móvil más de 150 veces al día. Por ese motivo, empresas como Orange, que el pasado año lanzó la campaña Por un uso Love de la tecnología, tratan de concienciar a la población sobre el uso responsable que debe hacerse de las redes sociales y smartphones. Y uno de estos usos responsables pasa por tener un equilibrio en los tiempos que dedicamos al mundo online y offline.

Los adultos, en muchas ocasiones, no son conscientes de que los más pequeños se sienten molestos por el uso que hacen sus padres de los móviles, tanto porque se resta tiempo a los momentos compartidos en familia como por la contradicción existente entre las restricciones que a se les imponen y lo que ven en casa. En este sentido, conviene tener en cuenta un reciente estudio realizado conjuntamente por las universidades de Michigan y San Francisco titulado No en la mesa de la cena: Perspectivas de padres e hijos sobre las reglas familiares de uso de la tecnología, en el que se exponen una serie de cuestiones que preocupan a los menores sobre el uso que sus padres hacen de los dispositivos

Autor de la publicación

Deja un comentario