Uno de cada 5 jóvenes españoles ni estudia ni trabaja

Según los datos del último informe “Education at a Glance” de la OCDE (que recoge estadísticas e indicadores de los 35 Estados miembros de la organización), España tiene una de las tasas de escolarización en FP más bajas (un 12% frente al 26% de la media del resto de los países) y, además, uno de cada cinco jóvenes españoles ni estudia ni trabaja.

En España, el 50,5% de los jóvenes de entre 15 y 29 años está estudiando, el 27,8% no estudia pero trabaja y el 21,7% ni estudia ni
trabaja. Por otra parte, el 35% de los jóvenes de entre 25 y 34 años no ha logrado terminar el Bachillerato, un porcentaje que dobla la media de los países de la OCDE (el 16%), aunque sí es cierto que se ha reducido el abandono escolar temprano, es decir, el número de alumnos que no continúan sus estudios tras finalizar la ESO. Esta tasa es actualmente del 19%. En España sólo el 22,5% tiene estudios postobligatorios  (Bachillerato o FP de Grado Medio), mientras que en la OCDE la titulación de este nivel supera el 40%. Para el director de Educación de la OCDE y director del Informe PISA, Andreas Schleicher, la clave para mejorar los resultados en España está en la colaboración de los docentes, es decir, compartir experiencias, nuevas formas y nuevas metodologías, fijarse en lo que hacen otros profesores. Schleicher señala también que los alumnos españoles son buenos memorizando pero les cuesta resolver problemas complejos que requieren conectar conocimientos de distintas disciplinas. Por eso, es preciso enseñar menos cosas pero con más profundidad y hacer más atractiva la enseñanza, con más opciones para aprender de forma distinta, en definitiva, cambiar de estrategia.
Finalmente, el director de Educación de la OCDE apuesta por la integración de las materias y la diversidad de itinerarios, por las reválidas como método de medición para mejorar y por un pacto de Estado por la Educación para no politizar la educación.

Educación Infantil

España presenta una tasa de escolarización en Educación Infantil a los 3 y 4 años casi completa (el 95% y el 97% respectivamente),
cuando el promedio de la OCDE es del 78% y el 86% respectivamente. El 51% de los niños de Educación Infantil de primer ciclo está matriculado en centros públicos, un porcentaje que asciende al 68% entre los alumnos de Educación Infantil de segundo
ciclo, mientras que en los países de la OCDE los porcentajes son del 45% y del 67%  respectivamente.

Los universitarios

En 2015, el 26% de los graduados de Educación Terciaria en España lo hicieron en una titulación en las áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, siendo una cifra mayor que la media de los países de la OCDE.
En cuanto a los doctorados, la cifra también es mayor: los doctorados en titulaciones de Ciencias fueron el 50%, 7 puntos más que la media de la OCDE (43%).
La elección del área de estudio tiene un fuerte sesgo de género, tanto en España como en la OCDE: En España, el 24% de los nuevos alumnos de Ingenierías, Producción Industrial y Construcción fueron mujeres en 2015, el mismo porcentaje que el promedio de países de la OCDE.
La proporción de mujeres españolas en estudios de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) fue del 12% (en la OCDE fue del 19%).
Sin embargo, al igual que en la mayoría de los países de la OCDE, las mujeres tienen una presencia mayor en las carreras relacionadas con el sector educativo (un 79% en España frente al 78% en la OCDE), así como la salud y bienestar (un 72% en España frente al 75% en la OCDE).
En cuanto a la tasa de empleo para los titulados en Educación Terciaria en España es del 80%, una tasa que varía según el tipo de estudios (los titulados en Salud y bienestar tienen un 86% de empleo, y los de Tecnologías de la Información y la Comunicación un 84%).
Las tasas más bajas se dan entre los titulados en Educación, así como en Artes y Humanidades, Ciencias Sociales, Periodismo e Información, con un 77%. Por otra parte, un mayor nivel educativo revierte en mejores retribuciones salariales, puesto que en España los adultos de entre 25 y 64 años con estudios universitarios finalizados presentan una ventaja salarial del 53% sobre los que han finalizado los estudios de Educación Secundaria Superior, mientras que los que tienen niveles educativos inferiores tienen una desventaja salarial del 29%.

Alumnos y profesores

La ratio de alumnos por profesor para España es más baja que la media de la OCDE en todos los niveles educativos.
En Educación Primaria, España tiene una ratio de 14 alumnos por profesor, mientras que la media de la OCDE es de 15. En la primera etapa de Educación Secundaria, la ratio disminuye, situándose en 12 alumnos por profesor, siendo la media de la OCDE de 13 alumnos.
En la segunda etapa de Secundaria, la ratio española es de 11 alumnos por profesor, mientras que la media de la OCDE es de 13.

En cuanto al salario de los profesores, en España es superior al salario medio del conjunto de los países de la OCDE. En los inicios de la carrera docente, los profesores españoles de Educación Primaria tienen un salario un 22% superior a la media de la OCDE, mientras que en Educación Secundaria los salarios superan un 30% las medias internacionales en la primera etapa y un 24% en la segunda etapa.

Población adulta

Según los datos del informe, que recoge datos del 2006 al 2016, el porcentaje de población adulta en España que sólo tenía  Educación Secundaria Obligatoria o estudios inferiores se redujo en casi 9 puntos, pasando del 50,3% al 41,7%.
La población adulta española con estudios universitarios mejora en 7 puntos, pasando del 28,8% al 35,7%.
En cuanto a la tendencia, parece que seguirá siendo positiva en los próximos años, puesto que la tasa de población adulta joven (de 25 a 34 años) con estudios básicos baja casi 10 puntos (del 44,4% al 34,7%) en esta década de 2006 a 2016

Autor de la publicación

Deja un comentario